Saber desconectar

A todos nos ha pasado alguna vez (especialmente en temporadas de exceso de trabajo) que nos sentimos desbordados. No damos abasto a todo lo que habíamos propuesto realizar.

De este modo, nos sometemos a larguísimas jornadas laborales para cumplir los objetivos que nos habíamos marcado; pero cuando llevamos unos días sometidos a este ritmo, caemos en la cuenta de que empezamos a cometer errores, despistes y olvidos. Se nos meten ideas fijas en la cabeza. Nuestra creatividad y capacidad de resolución se empieza a bloquear… Estamos irritables, malhumorados y discutimos por cualquier tontería…..Todo ello se refleja también negativamente en nuestra vida familiar, contaminándola.

Es el momento de parar  Hay que aprender a desconectar

La mejor manera de prevenir al estrés es CAMBIAR RADICALMENTE DE ACTIVIDAD

Cada uno debe buscar lo que mejor le sirva para tal fin Se trata, ni más ni menos, que salir del estado de saturación mental en que habíamos caído.

Puede valernos, desde la realización de cualquier actividad física (gimnasia, correr, bailar, pasear etc.), como de alguna cosa que nos proporcione una sana evasión (ver una película, charlar con amigos, cocinar, disfrutar de la naturaleza, hacer bricolaje y un largo etc.).

Para desconectar con éxito es necesario que nos concentremos con los cinco sentidos en esa otra actividad, viviendo el instante presente y saborear al máximo lo que estamos realizando.

Solo así conseguiremos parar la mente, o si lo preferís cambiar de rumbo el funcionamiento mental.

Si hacemos esto de forma continuada, cada vez  que nos sintamos saturados, ansiosos o estresados estaremos cuidando nuestra salud mental y física, además de estar trabajando para nuestra autoestima, para convertirnos en personas más equilibradas, creativas y felices.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Saber desconectar

  1. Teo dijo:

    Muy interesante. La verdad es que tus artículos son directos y concisos. Me gustan. Precisamente este sobre la desconexión me ha hecho gracia porque últimamente pienso mucho en eso. Ando buscando maneras de acallar las voces internas y disfrutar de unas cosas sin tener el ojo puesto en otras. Eso y luchar contra el utilitarismo que a veces no me permite disfrutar de lo que tengo delante, si no es productivo.

    • Gracias, Teo, por tus comentarios. Espero publicar más artículos pronto, aunque la verdad es que ando liada con el
      tema de asentar la consulta de Madrid ( un día en semana estoy yendo a atender pacientes allí ).
      Creo que Ana Moreno puede aportarte también estrategias útiles para lo que buscas. Seguiremos hablando. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s