LA TRAMPA DEL VICTIMISMO

 

Llamamos  “victimismo” a la utilización del sufrimiento como recurso de modo habitual. Esta actitud  supone una trampa, en el sentido de que constituye uno de los mayores obstáculos para la evolución personal.

La eterna queja sitúa al que la emite en el papel de “bueno de la película”, o del “pobrecito” que sufre las ofensas y  los ataques de los demás.

Las personas víctimas se consideran “sufridores justificados”. Piensan que lo que les ocurre es irremediable y no puede cambiarse, lo que les lleva a adoptar posiciones de pasividad y estancamiento.

De modo inconsciente suelen utilizar un mecanismo  psíquico llamado “Proyección”. Este consiste en atribuir la culpa  fuera de sí mismos: Son los otros, las circunstancias, el afuera, los que causan sus desgracias. Se trata de “echar balones fuera” y no asumir la propia responsabilidad. Resulta una postura sumamente cómoda, porque el víctima se acomoda a la situación y no cambia nada.

El rol de victima genera toda una serie de creencias erróneas y resulta sumamente peligroso identificarse demasiado con este papel.

Estas creencias serían:

1.- El sujeto se siente débil, vulnerable, perdido, como “una hoja al viento”, mientras que los demás tienen control sobre sus vidas.

2.-Tienen prioridad los objetivos y deseos ajenos frente a los propios. A causa de esto, se siente forzado, presionado o incluso servil.

3. Descuida sus propios intereses, sintiéndose vacio , sin metas ,sin futuro.

4.- Sentimientos de inferioridad frente a los demás .Percepción de perdedor frente a los otros,  que siempre ganan a su costa.

5.- Reacciones de rabia, envidia, resentimiento y frustración. La agresividad nunca se echa fuera. El sujeto víctima, se la traga y la vuelca contra sí mismo.

6.-No toma decisiones, no sale de la pasividad. Se inhibe y pospone sus metas continuamente.

Pero ¿ Qué se esconde detrás de una actitud de víctima?.

1.- Ser víctima confiere una identidad. El sufrimiento en nuestra cultura ha tenido cierto prestigio, cierto “caché”. Un mártir se le suele identificar con alguien bueno, generoso, sacrificado.

2.- Miedos: Al cambio, a perder el afecto o la aprobación de los demás, al “qué dirán”, a lo desconocido….

3.-Falta de asertividad. Ser asertivo es decir lo que se piensa, lo que se desea, o lo que uno opina, claramente, directamente. Nunca en forma quejumbrosa.

4.- Actitudes Narcisistas: A menudo, la persona víctima no quiere ver sus propios fallos y resulta más fácil proyectarlos en los demás. De este modo, el sujeto queda exento de cualquier error   o de promover un cambio.

5.- Baja autoestima: El victimita se cree sin derechos, sin capacidad de réplica o de reacción. Piensa, por sistema, que los demás son más fuertes, percibiéndose a sí mismo como débil, vulnerable o lleno de carencias.

6.- Masoquismo: Consiste en encontrar cierto placer en sentirse fracasado, víctima, mártir…. Todos estos roles están asociados a modelos “románticos” de sufridores, pero no son saludables en absoluto.

HERRAMIENTAS PARA SUPERAR EL VICTMISMO.-

1.- Preguntarse qué ganancia se logra con esta actitud. La queja aparente siempre busca sacar un beneficio. Podría ser: búsqueda de amor, de aprobación, de seguridad, de protección o incluso un modo de controlar a los demás y culparles.

2.-Cambiar la queja por la reivindicación directa. Perder el miedo a pedir, a formular claramente nuestras demandas a los demás. Tener claro que tenemos derechos, además de deberes.

3.-Uno puede, en ocasiones, sentirse víctima de una situación puntual, pero el autentico víctima se ha  identificado con éste papel de modo permanente. Esto es lo peligroso.

4.- Ser conscientes de que podemos elegir. Tomar decisiones, cambiar discursos, actitudes y situaciones, nos coloca en una postura “activa “la cual nos conduce a que nos sintamos dueños de nuestro destino y no  “meras hojas a merced del viento”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bienestar y Equilibrio y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a LA TRAMPA DEL VICTIMISMO

  1. Bertie Fokkelman dijo:

    Una clara explicación del victimísmo has dado Adela. Vino en su momento justo. Porque, leyendo nada más que el titulo creí que eso no me tocaba pero al terminar tu artículo me daba cuenta que si, que yo también tengo algunos rasgos de esta actitud. Ya me siento más fuerte. ¡Gracias!

    Bertie

    • Querida Bertie:
      Yo también tengo rasgos de victimismo, como todos, quizá por eso me animé a escribir sobre ello, para identificarlo y trabajar en mantenerlo bajo control. <por experiencia, sé que esta actitud frena muchísimo la evolución personal. <Gracias por tu rápida respuesta. Ya queda menos para nuestra reunión.
      Un fuerte abrazo.

  2. maria dijo:

    Lamentable y de verdad es mi situacion.
    Miedo a la vida a mi realidad.coodependiente de alguien mas.estoy cansada desanimada.triste….

  3. Naiara dijo:

    De lo ultimo que me he dado cuenta es de mi lado Narcisista, de la tendencia de echar balones fuera! Y ha sido algo muy importante el empezar a hacerme responsable de absolutamente TODO de lo que me pasa, de mi situación en la vida, de mis sentimientos, mi fuego interno… Eso si, sin sentirme culpable de nada, simplemente siendo comprensiva y aceptando el proceso de aprendizaje en mi vida. De todo lo que nos hace sufrir, tenemos algo que aprender.
    Adela, te estoy tan agradecida de aquel trabajo que hicimos juntas… Fue parte de mi despertar… te llevo en mi corazón.
    … gracias …

    • Naiara:
      No sabes la alegría que he tenido al ver tu comentario esta mañana… Seguimos en contacto, yo también te llevo en el corazón y fué estupendo trabajar juntas y que hoy sigamos conectadas… Si pasas por Madrid, avísame, me encantaría verte. Tuve un encuentro el curso pasado con tu amiga Ana, de Orense… Tendríamos que proyectar un encuentro, de veras.
      Espero que todo te vaya bien, que sigas creciendo interiormente, que sigas aprendiendo.
      Un abrazo enorme.

  4. Maribel dijo:

    Gracias por este artículo. No sabía cómo identificar lo que me estaba pasando y uno a uno me he sentido identificada con todos los rasgos que has descrito. Creo que tomar ese tipo de actitud ante la vida a formado parte de mi carácter siempre,quizá como herramienta para encontrar la aprobación de los demás, y no era consciente ni capaz de definirlo exactamente.

  5. mar dijo:

    Yo soy consciente de este rasgo en mi forma de ser desde hace mucho, cuando me di cuenta que no era normal mi percepción del entorno, y sinceramente, no sé cómo salir de ello. Yo soy la única responsable de mi trayectoria en la vida, aunque en vez de tomar decisiones y evolucionar, ahora me vuelco mi responsabilidad en mi misma

    • Hola Mar:
      ¿A qué rasgo de personalidad te refieres?. No sé cual es la percepción de tu entorno,. De cualquier modo, es bueno también hablar y confiarse a los demás. Es muy duro llevar el peso de nuestra vida uno solo. A veces, esto produce bloqueos ý estancamientos innecesarios. Confía en los que te quieren y ábrete a los demás. Es bueno compartir.
      Hasta cuando quieras.

  6. Erick arias dijo:

    Grandioso aporte! Es de gran poder descubrir los roles que jugamos inconcientemente, yá que nos damos cuenta de ello es fácil controlarlo.. Les comparto una afirmación que me ha resultado de gran ayuda para frenar la actitud de víctima y es : “pase lo que pase nunca te sientas una víctima” me la repito cada 3 horas con una alarma de movil¡ y me esta funcionando de maravilla.. Excelente blog¡, felicidades¡

  7. Fitoleidenespinoza dijo:

    Hola que tal, la verdad cuando leí esto no podía creerlo, era lo que me sucedía, ahora necesitó consejos o ejercicios para dejar de sentirme así y cambiar.

    • Hola: Si te identificaste con el victimismo es que estás demasiado pendiente del afuera. Das demasiado poder a los demás y muy poco a ti. Te recomiendo leer ” Tus zonas erróneas ” de Wayne Dyer, . Creo que te puede aportar muchísimo.
      Y también busca en Mi blog ” Mirar hacia dentro” y ” Autenticidad y Autoestima “.
      Espero haberte servido de ayuda.
      Un saludo cariñoso.

  8. Dori dijo:

    Hola. Yo creo que tengo ese problema pero sé que nadie exterior a mí tiene la culpa en realidad yo siempre me culpo por las malas decisiones que tome, eh incluso me insulto a mí misma. Estoy pasando por una dificultad, yo siento que mental. Y no quiero hablarlo con mi familia pues tienen muchos problemas más importantes que el mío

    • Hola Dori: Aunque nadie del exterior tenga la culpa de tu malestar, veo que eres muy estricta contigo misma. la autoestima sana implica ser flexible contigo misma y con los demás, es decir, perdonar a los otros y perdonarte a ti misma. El querer ser perfecta y sentirse víctima es una trampa, créeme. Deberías poder hablar de este tema con alguien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s