CULPA Y RESPONSABILIDAD

 

falso09Según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, “Culpa” se define como:” Acción u omisión que provoca un sentimiento de responsabilidad por un daño causado”. También: “Imputación a alguien de una determinada acción como consecuencia de su conducta”.

La culpa no tendría significado sin la existencia de una ley o norma que se transgrede. Los individuos nos regimos por una serie de normas de conducta, que a veces varían de una sociedad a otra, aunque algunas son universalmente aceptadas como: no matar, no robar, no mentir, etc.

Así como en lo colectivo las naciones se rigen por constituciones que regulan las relaciones entre sus habitantes, en lo individual, cada sujeto somete su comportamiento según un código aprendido de sus padres, sus abuelos, profesores etc… Desde niños incorporamos, mediante un proceso llamado “Identificación” las normas que constituyen nuestra consciencia moral, cual brújula que nos orienta para saber discriminar lo que está bien de lo que está mal.

No solo incorporamos mediante la mencionada “Identificación” las normas de personas reales de nuestro entorno, sino también de personajes que admiramos de la ficción, sean super-héroes de cómics, personajes de libros o películas, así como de otros ámbitos, como el deporte o la política…

Freud llamó “Super-Yo” a este conjunto de normas morales interiorizadas, por las que los individuos regulan su conducta. También le da el nombre de “Consciencia Moral”.

Así como los países cuentan con cuerpos especiales ( Ejército, Policía, Tribunales de Justicia, etc) que garantizan el cumplimiento de las leyes, a nivel individual , el Super-Yo o Consciencia Moral es nuestro guardián interno que observa, vigila y culpabiliza si no cumplimos nuestros códigos morales de conducta.

Freud, en varios artículos, pero sobre todo en “El Yo y el Ello”, afirma que tenemos que admitir un desdoblamiento o dualidad en el interior del sujeto humano: El acusado sería el Yo y el acusador el Super-Yo.

Esta fragmentación en el interior de los individuos, reviste ciertos aspectos que habría que considerar:

1.- En sujetos sanos, la culpa tiene una connotación positiva, de aprendizaje. Podría hablarse de una “Culpa Funcional”, que lleva al arrepentimiento por la transgresión de la norma y posteriormente a una nueva adaptación o remodelación de la conducta: El sujeto ha aprendido de sus errores y evoluciona.

2.-En sujetos menos sanos, con fuertes tendencias obsesivas y perfeccionistas, que no toleran el menor error; intolerantes consigo mismos, así como poseedores de una gran rigidez y también, en individuos masoquistas morales, que exageran la trasgresión… En todos estos casos se dá un sentimiento de culpa patológico: autorreproches, sensación de indignidad, desesperación y hasta martirización. Aquí hablaríamos de una “Culpa Disfuncional”.

En el primer caso, la culpa y la posterior reacomodación de la conducta, aumentan la autoestima; mientras que en el segundo caso, no hay aprendizaje, sino aumento de la ansiedad y de la mortificación, todo lo cual hace que el sujeto se neurotice y su nivel de autoestima descienda.

Además, en el primer caso, la dualidad interna ( Yo / Super Yo ) queda equilibrada, como si hubiesen llegado a un nuevo status quo, después de una negociación. Por el contrario, en el segundo caso, el de la “Culpa Disfuncional”, la distancia entre el Yo y el Super Yo aumenta, creándose una fractura  insalvable entre los dos: Se constituye así un Super Yo sádico, que tortura a un Yo masoquista o victimista. Es decir, se instituye una relación sado-masoquista en el interior del sujeto. De este modo, el guardián de la conducta, se convierte en un nazi, en lugar de ser un padre protector.

Por ello, decía Freud: “Placer para un sistema ( Super Yo sádico ) y displacer para el otro ( Yo masoquista ).

También hay que tener en cuenta que el sentimiento de culpa patológico o Disfuncional, permanece a veces en el Inconsciente: El Yo o la Consciencia se siente culpable, pero desconoce el motivo de tal culpa. Un ejemplo de esto lo da Kaffka en su novela “El proceso “.

3.- Un tercer tipo de culpa, muy habitual en nuestros tiempos, tiene que ver con la desaprobación o condena que hacen otros de nuestros actos. En este caso concreto, lo que ocurre es que cuando alguien se siente culpable, lo que le pasa es que teme defraudar a alguien o no ser aceptado.

Esta “pseudo-culpa” no es verdadera constricción por haber realizado una mala acción, sino el simple miedo a sentirse rechazado o excluido.

Se trata en estos casos de una culpa social, porque en lugar de escuchar la propia voz interior de la consciencia, depende del juicio de los demás. Las consecuencias de este tipo de proceder es que el sujeto acabe frustrado, presionado y anulado, víctima de las opiniones ajenas. Todo lo cual va en contra de la propia autoestima, ya que ésta implica actuar de acuerdo con las propias percepciones y convicciones.

4.- Un caso aparte, lo ocupan los sujetos con narcicismo patológico.

Estos casos no suelen sentirse culpables. Como se sienten siempre justificados y en posesión de la verdad, proyectan las culpas a los demás, quedando ellos exentos de fallos. Si acaso, los narcisistas se sienten secretamente frustrados por no ser los primeros, los más exitosos, los que tienen más poder… Pero esto no es culpa. Es frustración narcisista.

Dejando a un lado la culpa funcional, que hace que aprendamos algo nuevo y enmendemos nuestros errores, los otros tipos de culpa, no nos llevan sino a un estancamiento personal y a un debilitamiento de la autoestima.

Culparnos de un modo morboso o culpar a los demás nos hace desistir de avanzar. Si nos sentimos siempre culpables y en falta, quiere decir que nos da miedo autoafirmarnos, que estamos paralizados y que la culpa se convierte en una coartada para no evolucionar.

Por ello es necesario ser honestos con nosotros mismos, con lo que sentimos, pensamos y deseamos; así como consecuentes con las decisiones que tomemos. De esta manera, pasaríamos de la culpa morbosa a la responsabilidad.

La responsabilidad supone atrevernos a cambiar las cosas para salir de estancamientos. Si asumimos ser responsables en nuestras vidas, si somos activos, en lugar de “hojas al viento”, seremos consecuentes, auténticos y por lo tanto, mas felices.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EMOCIONES y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a CULPA Y RESPONSABILIDAD

  1. amoremucho dijo:

    Me encanta Adela, y me hace recordar lo que dice Wayme Dyer en “Tus Zonas Erroneas”: “Contra preocupación, acción”. La acción es una buena manera de salir de la culpa!!!! Un beso fuerte y gracias por tu artículo! Ana

  2. bfokkelman dijo:

    Hola Adela:

    Me ha gustado tu clara descripción de la culpa sana y de los otros tipos disfuncionales. Ahora entiendo por qué algunos nunca se sienten culpables. Menos mal mi super yo funciona bien.
    Por cierto, pro primera vez entiendo la diferencia entre el yo y el super yo.

    |Gracias y besos,
    Bertie

    • Gracias Bertie:
      Me alegro haberte sido útil para enseñarte la diferencia entre el yo y el Super Yo.
      El tema de la culpa es muy complejo e interesante. Se la considera una emoción y fíjate que desde el punto de vista budista, coincide con la opinión en que la culpa morbosa estanca, mientras que hacernos responsables de nuestros actos, nos ayuda a evolucionar.
      Un fuerte abrazo.

  3. Mary dijo:

    Interesante el saber que hay distintos tipo de culpa y según sea poder ir hacia un camino u otro y aprender de ello o retroceder.
    Gracias por el artículo!!
    Besos Adela!!

  4. Adela, agracias por este interesante articulo sobre la culpa, al igual de los otros que has escrito, me encanta la sencillez y precisión de tus palabras. Este espacio me ha servido para entender y tomar consciencia de ciertas prácticas que, como bien dices, no nos dejan evolucionar.

    Un fuerte abrazo
    Soledad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s