CÓMO AFRONTAR LA ANSIEDAD

Edvard_Munch_-_Anxiety_-_Google_Art_ProjectEn un artículo de éste mismo blog: https://rincondeutoestima.wordpress.com  con fecha del 29/5/2010, titulado: “Estrés, ansiedad y autoestima”, definía la ansiedad como “Estado de ansia, de anhelo, preocupación anticipada del futuro”. Es cierto. En los estados de ansiedad, aún sin tener mucha consciencia, se teme lo venidero, pero no en cosas concretas, sino que más bien se trata de un temor difuso, sin causas específicas. Una persona ansiosa siempre espera que ocurra lo peor. Su pensamiento  suele estar dominado por la negatividad y el catastrofismo. Ve el futuro con malos augurios, con perplejidad e incertidumbre constante.

Sabemos que la ansiedad es una respuesta emocional de nuestro organismo, que se produce sin una causa aparente y que se encuentra relacionada o asociada con otros estados emocionales como el miedo, el estrés y la angustia. Constituye uno de los peores males de la sociedad moderna y se dice que una de cada cinco personas padecen o han padecido un trastorno de ansiedad.

Una de las posibles causas de la frecuente aparición de trastornos de ansiedad es el elevadísimo nivel de exigencias que demanda nuestra sociedad actual (exigencias académicas, laborales, económicas, estéticas…. ).En una palabra, se exige la perfección.

Puede ocurrir que estas exigencias sean reales (debidas a un trabajo, a expectativas familiares u otras obligaciones ), pero la mayoría de las veces, la ansiedad se alimenta de creencias erróneas e irracionales. En este último caso es cuando la ansiedad se convierte en patológica. Por ejemplo, la necesidad de conseguir el éxito profesional a toda costa, la esclavitud de adecuarse a ciertos cánones de belleza, la búsqueda constante de perfección constituyen objetivos tan exigentes, ilógicos y rígidos, que no es de extrañar que este tipo de personas padezcan trastornos relacionados con la ansiedad.

Por otro lado, un cierto nivel de ansiedad no tiene por qué constituir algo negativo. Al contrario, puede ayudarnos en situaciones peligrosas, proporcionándonos precaución, así como cierto nivel de alerta y de concentración con lo que tengamos delante (un examen, una entrevista de trabajo, una competición deportiva…).

La ansiedad pasa a constituir un problema cuando se desborda, se convierte en miedo y entonces nos paraliza o nos deja “fuera de combate”. Cuando esto ocurre, procede aprender a manejar la ansiedad.

Para ello, lo primero es reconocer su aparición. A menudo, un estado de ansiedad se manifiesta por la aceleración de nuestras acciones y de nuestros pensamientos. La rapidez se acompaña con falta de claridad en el juicio; a veces irrumpen pensamientos absurdos  relacionados con la sensación difusa de estar en peligro y el tono vital es atropellado e incluso, descontrolado. A nivel físico suele aparecer taquicardia, respiración acelerada, presión en el pecho y en la garganta, así como una vaga sensación de alerta e incluso de miedo.

Un paso más en el estado que estamos describiendo y tendríamos un ataque de pánico.

Para aprender a afrontar la ansiedad, tenemos que concienciarnos de algo previo: La impaciencia conduce al descontrol y éste a la desesperación y un paso más aparece el estado de ansiedad agudo.

Otro factor importante es descubrir qué se oculta detrás de la ansiedad. Suele tratarse de:

1.- Miedo al fracaso.

2.-Querer conseguir en el acto aquello que deseamos.

3.- Desconocimiento de nuestras verdaderas necesidades.

4.- Poca autoestima.

5.- Ser esclavos del entorno y del juicio de los demás.

CONSEJOS PARA UNA VIDA CON MENOS ANSIEDAD.-

1.- Recordar que hay que abandonar las prisas.

2.-Para ello, planificar y hacer previsiones con tiempo. Organizarse.

3.-Olvidar la actitud competitiva y perfeccionista. Cada uno es único. Cada uno tiene su ritmo. Cada uno tiene sus habilidades y sus carencias.

4.- Cultivar cualidades opuestas a la ansiedad: la Paciencia, la perseverancia, la espera, la empatía, la humildad.

5.- Atreverse a decir NO a lo que no te apetece o no puedes gestionar.

6.-Buscar un equilibrio entre las obligaciones y deberes con actividades que nos gusten o nos reconforten.

PAUTAS SALUDABLES ANTI-ANSIEDAD.-

1.- Cuidar la dieta sin obsesiones. Comer sano y variado. Es mejor priorizar calidad frente a cantidad. Evitar en lo posible los azúcares, los alimentos refinados y procesados así como las grasas saturadas.

2.- Hacer ejercicio físico: cualquiera sirve para disminuir la ansiedad, estimular las endorfinas y por lo tanto mejorar nuestro estado de ánimo, al tiempo que eliminamos toxinas y estrés.

3.- Ejercicios energéticos: Aprender a respirar, a utilizar técnicas de relajación que vacíen nuestra mente ayudándonos a mantener un equilibrio interno, pase lo que pase fuera. Entre este tipo de disciplinas se encuentra el Yoga, el Tai-Chi,  La Meditación, el Reiki, etc…

4.- Ser consciente del momento presente, evitando anticipar. La ansiedad suele producirse cuando estamos más preocupados por el futuro que por el ahora. Centrarse en el presente fomenta la concentración y nos hace disfrutar del momento.

5.- Priorizar nuestra autoestima y equilibrio frente a todo tipo de presiones sociales. Para ello hay que protegerse, tomar decisiones, hacer planes, tener proyectos vitales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a CÓMO AFRONTAR LA ANSIEDAD

  1. ROSA dijo:

    Importante la distinción que haces entre una ansiedad que avisa de una situación estresante, como un examen, entrevista de trabajo, etcétera y nos sirve de ayuda y protege, de la que surge sin justificación y que nos paraliza e imposibilita en nuestra vida.

  2. Sara dijo:

    La lectura de este artículo me ha resultado interesante. Yo he sufrido ansiedad y me he sentido identificada con todos los puntos expuestos. Entre ellos, quiero destacar los que fueron determinantes para mí:
    1. “Se teme lo venidero.”
    2. “Se exige la perfección.”
    3. “La impaciencia conduce al descontrol y éste a la desesperación y un paso más aparece el estado de ansiedad agudo.”
    En mi experiencia personal, reconocer la ansiedad me llevó tiempo y no me resultó fácil. Estuve varios meses conviviendo con ella sin darme cuenta de lo que estaba pasando, simplemente me dejaba llevar, e incluso era reacia a buscar ayuda. Solo cuando alcancé el límite de mis fuerzas, empecé a ser consciente.
    En mi opinión, superar y vencer la ansiedad no es fácil ni díficil, tampoco hay un tiempo estipulado, depende de cada persona y sus circunstancias. Yo a día de hoy, todavía tengo que mantenerla bajo control. Lo único que sí va a marcar un antes y un después, es el momento en el que uno decide ayudarse de verdad.

    • Hola Sara: Me alegro que te animes a hacer comentarios. Como ves, la ansiedad es una emoción nada agradable, que saber por qué se produce y cómo aprender a combatirla. Creo que tú lo has conseguido y tienes todas las herramientas para que no vuelva a suponer un problema serio para ti. ¡Sigue así!. Un fuerte abrazo.

  3. Hola Adela:

    Lo bueno de tus artículos es que hacen refleccionarnos sobre nuestra manera de ser. En este caso me reconcozco bien en la persona ansiosa, sin ser un caso patológico. Es cierto que quiero hacer la cosas demasiado bien, pero me digo también que sino no vale la pena hacerlas. Ahora intento deshacer me de las superfluas.
    Está bien leer tus pautas. Algunas ya hago y otras podría adoptar.
    Ultimamente hubo en el periódico (holandés) el resultado de un estudio sobre el sentimiento de libertad entre los hombres y las mujeres. Pareció que las mujeres tienen tanto ocio que los hombres pero que son más estresadas. Probablemente porque se sienten siempre responsables del bienestar de sus prójimos.
    Me ayuda también un dicho oriental que dice: Si te sientes apresurado, da un rodeo.

    Un abrazote,
    de Bertie

    • Hola Bertie:
      Me ha gustado tu comentario y tienes toda la razón. las mujeres nos estresamos más porque creo que nos sentimos demasiado responsables del bienestar de los demás ( función madres ) y en otros casos porque como mujeres sentimos la presión de demostrar en una sociedad de hombres que podemos con todo, así que nuestras exigencias hacia nosotras mismas son altísimas. Un fuerte abrazo.

  4. cecilia de armas Baez dijo:

    Muy interesante y constructivo.
    He cogido un rato para leer tus publicaciones. si no lo hago asi se pasa mucho tiempo…
    Me ayuda mucho leer todo esto y es relajante para mi amiga
    Te escribire un correo pronto
    Muchas gracias Adela por lo que aportas a personas que cada dia intentamos ser mas libres y tener más paz.
    Cecilia

    • hola Cecy: ¡Bienvenida al Rincón de Autoestima!. me he alegrado un montón al ver tu comentario. He tardado en responder porque en Semana Santa he intentado desconectar, pero ahora que estás aquí, te tomo la palabra para que comentes otros artículos. Este blog no sería nada sin la gente que lo lee. ¡ Gracias y un fuerte abrazo!.

  5. Ma Ángeles dijo:

    He leído algunas de tus publicaciones y me han resultado de sumo interés para la reflexión, autoconoimiento , y puesta en práctica de ejercicios y recomendaciones. Estoy en el peor momento del proceso de ansiedad:cada día tengo un episodio donde somatizo con gran virulencia todos los síntomas habidos y por haber. Estoy haciendo grandes esfuerzos por asumir y superar poquito a poco esta pesadilla. Es por lo que tus escritos me aportan conocimiento para poder llegar a dominar este monstruo que me atenaza y me domina. Estoy esperanzada de que con tu ayuda lo podré conseguir. Un abrazo. Ma Ángeles .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s