MECANISMOS INTERNOS.- 1: LA IDENTIFICACIÓN

imitando-a-papaSegún el psicólogo francés Jean Laplanche (1924- 2012)  “Identificación” sería un acto por el cual un sujeto se vuelve idéntico a otro; o acción por la cual dos seres se vuelven idénticos.

La identificación no consiste en una simple imitación de otro, sino una APROPIACIÓN de una característica de otro.

Freud en su obra “Totem y tabú” (1912/1913) estudia las costumbres de los pueblos salvajes de la actualidad, siguiendo los trabajos de los antropólogos  Frazer, Wundt  y otros. Estos pueblos representan una fase infantil del desarrollo humano. Abordando el fenómeno del canibalismo que aparece en algunos de estos pueblos primitivos, introduce el concepto de” Incorporación Oral”; esto es, la creencia de que al comer partes del cuerpo de una persona o animal, uno se apodera de las cualidades que habían pertenecido a esa persona o animal. El que come, se “introduce dentro” las cualidades del que se ha comido. A este fenómeno se le llama también “Introyección” (introducir dentro de uno). Este término se lo debemos a otro importante autor húngaro: Sandor Ferenczi.(1873/1933).

Freud habla también que la identificación es el primer enlace afectivo hacia una persona: “Yo quiero ser como tú”. Es elegir a otro a imagen y semejanza de uno mismo; o dicho de otra manera: El sujeto aspira a constituirse a imagen y semejanza del modelo elegido.

Como podemos suponer, el bebé humano está “vacío” de contenidos. Cuando viene al mundo es una hoja en blanco. Para constituir su identidad se llena con los modelos que tiene al alcance, que suelen ser el padre, la madre y los adultos que le rodean. A este proceso se le conoce como” IDENTIFICACION PRIMARIA” y ocurre a nivel inconsciente. El bebé se identifica con quienes ama, de un modo masivo, total, sin discriminar rasgos determinados.

Siguiendo este hilo de razonamiento, el niño varón quisiera ser como el padre, lo imita y se identifica con él; mientras que a la madre la quisiera tener, como objeto de amor. Como podemos ver son dos modos diferentes de relación con uno y con otra: “Ser” como el padre y “Tener” a la madre.  En un principio no hay problema. El conflicto vendrá más adelante, cuando el niño se dé cuenta de que el padre le cierra el camino hacia la madre; es decir, la relación con el padre, comienza a tener un matiz de hostilidad porque el padre es su “rival” (Complejo de Edipo). Esto suele ser así en el niño varón en un desarrollo sin problemas. Es lo que va a determinar la identidad sexual (la heterosexualidad ). En la niña, ocurre algo similar, aunque por otra parte diferente. Pero no vamos a tratar la elección de género y de sexo. Nos ocupa el tema de la identificación.

Siguiendo a Laplanche, la identificación reúne una serie de conceptos: imitación, empatía, simpatía, contagio mental, etc… De este modo, la identificación constituye el pilar en el que se construye la identidad del sujeto humano.

En la identificación suele darse un matiz de ambivalencia: se ama a aquel con el que nos hemos identificado, pero al mismo tiempo, dado el narcisismo primitivo, se siente hostilidad hacia el otro, por considerarlo extraño, intruso…

Si la relación con los modelos de identificación (padres ) sufre alguna decepción , desengaño o malestar ,retira su afecto de sus modelos ,pero no olvida. La identificación deja una huella en el “yo”, produciendo una alteración: el “yo” se divide o se escinde entre el “yo” original” y el objeto perdido, el cual se convierte en un “alter ego” Esta escisión es vivida por el sujeto como una pérdida en el “yo”. El fenómeno descrito, la trata Freud en su obra: ” Duelo y melancolía” ( 1915/1917). El “yo” del sujeto se ha identificado con el objeto abandonado.

La melancolía constituye una reacción a la pérdida de un objeto amado, aunque no haya muerto. El melancólico sabe a quién ha perdido, pero no lo que con él ha perdido. O sea, que en la melancolía el significado de la pérdida no es consciente. Esta pérdida produce una gran disminución en la autoestima. El “yo” se ha quedado empequeñecido a causa de la pérdida  (delirio de empequeñecimiento).

Lo que nos enseña la melancolía es que una parte del “yo” se sitúa frente a la otra y la valora críticamente.

Enlazando el fenómeno de la melancolía con el de la Identificación, Freud llega a postular en “El yo y el Ello” (1923) un psiquismo humano complejo, dividido, que a veces puede enfermar y estar en constante combate interno entre  las diferentes partes: los deseos, la consciencia crítica y la realidad.

Se llamarían “Identificaciones secundarias” a las que el sujeto se identifica con otro por un rasgo que se siente común, no masivamente. Este tipo de identificaciones son más conscientes, más maduras…Los publicistas juegan con este fenómeno. Podemos verlo en cualquier anuncio. También este fenómeno se da muy fuerte en la adolescencia, porque los adolescentes están intentando construir una identidad adulta: entonces copian a ídolos musicales, deportivos, etc…

A veces, constatamos partes internas nuestras totalmente disonantes o chocantes con nuestra identidad “general”. Ahí estarían identificaciones inconscientes, o “prótesis extrañas” que una buena terapia puede encargarse de trabajarlas y sustituirlas por otros rasgos más armónicos  que nos proporcionen mayor equilibrio y armonía.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a MECANISMOS INTERNOS.- 1: LA IDENTIFICACIÓN

  1. Inma Luengo dijo:

    Gracias Adela por seguir ayudando desde tus Artículos a entendernos mucho mejor.
    Un lujo tenerte desde cualquier medio.
    I L.

  2. Bertie dijo:

    Hola Adela,

    Por fin pienso entender mejor los conceptos del yo y ello de Freud. O sea que ¿el ello es la parte primero identificado y lluego rechazado? Aplicando este teoría en mi propia persona entiendo algo mejor la melancolía de parte de mi vida. Pero no cómo ha desaparecido. No importa mucho. Lo principal es que se fue.

    Besos interesados
    de Bertie

    • Hola Bertie:
      Es verdad que este artículo es más complejo. Ahora intento bucear por las profundidades del psiquismo.Creo que has entendido bien lo que quería decir a pesar del hándicap del idioma.Gracias por tu comentario y sigue en la brecha.
      Besos cariñosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s