MECANISMOS INTERNOS 3.- PROYECCIÓN.

archery-660632_960_720-1

Proyectar viene del latín y significa “Arrojar algo fuera, lanzar lejos”.En Psicoanálisis se entiende como “Proyección” el mecanismo mediante el cual un sujeto atribuye a otro sus propias tendencias, deseos o intenciones, ya que para el individuo que proyecta, resultan incómodas o inconfesables.

Pongamos el ejemplo de una persona racista. Esta proyecta sobre el grupo racial odiado sus propios temores y partes de sí mismo que aborrece.

La proyección es un mecanismo inconsciente y se da, tanto en conductas normales,como patológicas.

Freud descubrió este mecanismo en la paranoia, en el famoso “Caso Schereber”. En él encontró delirios de persecución, delirios de grandeza y delirio de celos.

El delirio de celos es un ejemplo típico de Proyección. Se diferencia de los celos normales, porque, aun sin indicios, la persona atribuye a su pareja una infidelidad, por la cual se siente celoso, pero es en estos casos que el sujeto se defiende de sus propios deseos de ser infiel y los proyecta en el otro.

También en las fobias pueden verse mecanismos de Proyección. El sujeto claustrofóbico atribuye a los espacios cerrados (algo real) una angustia que en realidad se refiere a si mismo, un sentimiento subjetivo de atrapamiento con algo o con alguien. En estos casos, proyecta en el ascensor, por poner un ejemplo un miedo o angustia de otro tipo.

Proyectamos siempre lo que consideramos peligroso, lo que tememos o de algo que nos avergüenza reconocer en uno mismo. Es un mecanismo de defensa.

La Proyección tiene que ver con la concepción de dos tipos de peligros que asechan al ser humano:

a): Los peligros del afuera, o sea, los peligros reales, frente  a los cuales se puede huir.

b): Los peligros internos, causados por diferentes estímulos interiores, frente a los cuales, no es posible la huida. Estos peligros internos serían fundamentalmente emociones como el miedo, la ira, la angustia o la tristeza….

De este modo, la Proyección constituye un mecanismo de defensa del “yo”: Arroja los peligros fuera de sí.

Esta dualidad: Dentro/fuera; Interno/ Externo nos remite al binomio “Yo”/”No Yo”. O dicho con otras palabras: Oposición entre: Sujeto/Objeto. Entendiendo por “Objeto” al mundo exterior”.

Recordemos la noción de “Introyección“ mencionada en el artículo de este mismo Blog sobre “La Identificación”, perteneciente a la categoría de “Mecanismos Internos”.

Si la Introyección es el mecanismo por medio del cual, el sujeto incorpora a su “Yo” los objetos que se le presentan, en tanto son fuente de satisfacción, la Proyección sería el mecanismo opuesto: Arrojar fuera de sí partes de uno que han sido rechazadas, o que no se desean reconocer como partes de uno mismo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a MECANISMOS INTERNOS 3.- PROYECCIÓN.

  1. Inma Luengo dijo:

    Gracias como siempre Adela.
    Que interesante todo lo que tu “proyectas” en este rincón.
    Me gusta lo sencillo que lo haces.
    Bss.

  2. Bertie dijo:

    Ahora entiendo mejor este mecanismo Adela. Gracias por tu explicación.

    Me doy cuenta que en Holandés hay proverbios que dicen lo mismo. Como en Español hay: El que no se fía, no es de fiar, o: Cada ladrón juzga por su condición. Gracioso, ¿verdad?

    Besos,
    Bertie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s