MECANISMOS INTERNOS 4.- DISOCIACIÓN

 

 

 

 

En el lenguaje corriente se usa éste término para describir la desconexión entre cosas generalmente asociadas entre sí.

En Química se entiende por” Disociación” la capacidad de la materia para separarse y volverse a unir nuevamente.

Etimológicamente la palabra viene del Latín: “dissociare”: separar distintos componentes de una sustancia o de una cosa a la que estaba unida.

En Psicología, Freud utilizó el término “disociación” para remarcar la condición dinámica y reversible del funcionamiento de los procesos psíquicos. En sus comienzos, cuando estudió los fenómenos histéricos, influido por Charcot, Janet y Breuer  , Freud consideraba la disociación como una condición necesaria para que se desarrollara una histeria.

Sin embargo, posteriormente descubre que la disociación no  es causa de la histeria, sino consecuencia de ella; una especie de solución de compromiso a raíz de la separación de la consciencia (doble consciencia), o en otras palabras, la separación entre contenidos conscientes e inconscientes.

El fenómeno de la disociación tiene que ver con la noción de “trauma psíquico”, ya que éste, provoca a veces una alteración de la consciencia y por tanto, una disociación. Esto es así, porque el recuerdo de un trauma resulta tan insoportable para la consciencia, que se expulsa de ella y va a parar a otro lugar, que es el Inconsciente.

Por esta razón, la terapia iría enfocada en reunir y asociar recuerdos intolerables, procurando una dinámica asociativa, para hacer consciente lo inconsciente.

Por consiguiente, el concepto de “Disociación” está relacionado con el de “Represión”, entendiendo por represión un esfuerzo para desalojar ciertos contenidos desagradables al Inconsciente. La consecuencia de una represión sería una disociación de la consciencia.

De este modo, la noción de “Disociación “enlaza también con la de “Conflicto psíquico”. La situación de estar en conflicto psíquico es muy frecuente: un afán del “yo” por defenderse de recuerdos penosos.

Un ejemplo de conducta disociada: Un hombre siente angustia ante una situación determinada, pongamos por caso, ante la contemplación de escenas violentas en la ficción o en la realidad. No sabe la causa de su angustia (aquí actúa disociadamente). Solo nota un gran malestar. La causa puede deberse a una situación violenta, vivida por él con anterioridad en la que no pudo o no supo reaccionar. La idea de contemplar una escena violenta (representación) le produce automáticamente un gran displacer, pero no lo relaciona con la anterior experiencia violenta que él sufrió y le causó un trauma. Por eso la “olvidó”, o dicho más precisamente, se disoció y envió el recuerdo del trauma a otra parte, al Inconsciente. Si no lo vuelve a asociar, trayendo el recuerdo reprimido a la consciencia, repetirá el mismo síntoma de angustia cada vez que presencia una escena violenta.

En Psicoanálisis la noción entre “normalidad” y “patología” es cuestión de grado. De este modo, autores actuales, como Perry (1990) afirman que la disociación también puede aparecer en sujetos normales y su función sería defenderse de afectos penosos.

Por ello, la disociación puede alterar de un modo transitorio la consciencia y la identidad de un individuo que presente ocasionalmente conductas disociadas. En neurosis más graves, la disociación es la expresión de defensas contra representaciones inconciliables para el yo.

Actualmente, el concepto de disociación se considera un mecanismo universal, que se utiliza en la vida cotidiana, tanto en actividades creativas (donde el sujeto tiende a desdoblarse), como para soportar experiencias traumáticas.

Vaillant (1992) piensa que la disociación opera sobre el afecto y reemplaza afectos desagradables por otros agradables. Es una especia de “negación forzada”. Por ejemplo, cuando un niño tiene miedo y se le pregunta, va a negar su temor y a contestar muy “seguro”: “No, no tengo miedo”; porque tener  miedo le hace quedar mal ante los demás y así, intenta preservar su autoestima.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s